InicioActualidadDamas de Blanco cubanas afirman en su aniversario que seguirán con protestas...

Damas de Blanco cubanas afirman en su aniversario que seguirán con protestas en Cuba

El colectivo disidente cubano Damas de Blanco celebró este miércoles su 19 aniversario asegurando que seguirán protestando por la libertad de los presos.

«Felicidades a las Damas de Blanco en su diecinueve aniversario. Hoy seguimos en pie de lucha hasta tanto sean liberados todos», escribió en Facebook la líder de las Damas de Blanco, Berta Soler, junto a una fotografía en la que aparece con otras siete activistas.

Consideró que «solo una Cuba que sepa trascender todas sus diferencias frente a la necesidad de proteger la libertad, será tributo suficiente a lo que estas mujeres han hecho por todos».

En un mensaje de voz que difunde Radio Televisión Martí, Soler asegura además que el colectivo continuará su «lucha por la libertad de todos los presos políticos sin excepciones».

Agregó que no tienen «miedo al régimen cubano» y seguirán defendiendo su derecho a «salir a la calle a abogar por la libertad» de sus «seres queridos».

Asimismo, llamó a todas las familias de personas detenidas en Cuba por motivos políticos, en especial tras las protestas antigubernamentales del 11 de julio pasado, a abandonar el «silencio» y les animó «a exigir, a buscar y a luchar por la libertad».

Tras un parón forzado por la covid, las Damas de Blanco retomaron sus protestas dominicales este enero, haciendo énfasis en los detenidos del 11 de julio del año pasado.

En los últimos diez domingos alguna de ellas -y Soler en todos los casos- ha sido detenida al salir a la calle a protestar.

El colectivo Las Damas de Blanco fue formado por un grupo de mujeres familiares de 75 disidentes y periodistas independientes detenidos y condenados en marzo de 2003 a elevadas condenas de cárcel tras una ola de represión del Gobierno cubano conocida como la «Primavera Negra».

La Unión Europea y ONG como Human Rights Watch y Amnistía Internacional criticaron aquellos arrestos, calificándolos de políticos.

Las autoridades cubanas, por su parte, alegaron que se trataba de contrarrevolucionarios que trataban de atentar contra la soberanía nacional por órdenes de Estados Unidos.

El disidente Ángel Moya, marido de Soler y uno de aquellos 75 condenados, recordó recientemente en su perfil de Facebook que el 19 de marzo del 2003, «el régimen comunista de Cuba» le «impuso 20 años de prisión política».

Las marchas dominicales de las Damas de Blanco se convirtieron en símbolo de disidencia. En 2005, obtuvieron el premio Sájarov a la Libertad de Conciencia del Parlamento Europeo.

Relacionados
- Advertisment -

Últimas entradas