InicioActualidad¡En la “yuma” y siguen haciendo cola! Oficina de Children and Families...

¡En la “yuma” y siguen haciendo cola! Oficina de Children and Families en Miami colapsa ante avalancha de emigrantes cubanos que buscan ayuda gubernamental (+VIDEO)

Cientos de emigrantes cubanos llevan varios días haciendo cola en las afueras de Children and Families, en Miami, para solicitar ayuda gubernamental, lo cual ha traído consigo que no den abasto las oficinas en las que se brinda ayuda a los refugiados.

“Yo creía que nunca más iba a hacer cola y aquí estoy como en la cola del pollo y de los cigarros en Cuba”, dijo en tono de broma Josefa Brito, una inmigrante cubana que lleva apenas unos meses en el país.

Algunos de los inmigrantes duermen en las afueras de las oficinas esperando un turno que les permita pedir ayuda al gobierno mediante cupones de alimentos, seguro de salud y dinero en efectivo.

“Estamos haciendo cola desde hace tres días para aplicar para la ayuda. Hay que venir porque hay mucha masividad de cubanos aquí. Tenemos que quedarnos a dormir porque si te vas pierdes la cola”, explicó Frank Maiquel, otro emigrante cubano.

El Estado de la Florida ayuda con cupones de alimentos de hasta 220 dólares, $180 en efectivo y un seguro de salud a los cubanos, muchos de los cuales llegan al país en condición de refugiados.

“Este tipo de ayuda para un refugiado es muy importante, vital para los refugiados que han gastado todo en estas travesías”, dijo el abogado de inmigración Santiago Alpízar.

Son miles los cubanos que a diario esperan su turno en las oficinas de ayuda bajo el sol inclemente de Florida. Mucho de ellos prefieren no hablar ante las cámaras, algo que traen consigo de su vida en un país carente de libertades,

Llevo dos días con dos noches aquí para poder empezar los papeles”, se lamenta Brito.

“Venimos aquí y pedimos el último. En la mañana dan cuarenta turnos. Ahora van a empezar a dar 30. Dan los turnos y los que quedan en fila se ponen de acuerdo y se quedan para el día siguiente. Así va pasando la fila, pero como son tantas personas a veces demoras hasta tres días para entrar”, dijo Luis Alberto Hernández, otro de los afectados por las colas.

Relacionados
- Advertisment -

Últimas entradas