InicioActualidadExpositores extranjeros en la Feria del Libro de La Habana están valorando...

Expositores extranjeros en la Feria del Libro de La Habana están valorando sus artículos en dólares al tipo de cambio informal que existe en Cuba

La Feria Internacional del Libro de La Habana ha sido el blanco de fuertes críticas durante los últimos tres días, luego que abriera sus puertas de forma oficial el pasado 20 de abril, por los altos precios de los artículos y libros que se encuentran a la venta en los stand de los expositores extranjeros.

Nuestra redacción intentó conocer los motivos detrás de esto, por lo que contactamos con algunos de los expositores. Aunque el silencio fue la respuesta de la mayoría, algunos se decidieron a revelar la realidad, bajo la condición de mantener el anonimato por posibles represalias.

«Saben qué pasó, pues sencillo. El Gobierno nos invitó como siempre a participar de la Feria del Libro, pero no nos explicaron que los precios tendríamos que ponerlos en pesos cubanos y que luego ellos no tienen la liquidez disponible para vendernos los dólares que necesitamos llevar de vuelta a nuestros países al tipo de cambio oficial (24 CUP x 1 USD), por lo que debemos agenciárnoslo por nuestra cuenta», nos reveló uno de los expositores que tiene su puesto de venta de materiales escolares en los terrenos de la Fortaleza de San Carlos de la Cabaña.

«Imaginen como resolvemos esto nosotros, después que invertimos miles de dólares en comprar todo estos artículos y además pagar el transporte y servicios aduanales, para que luego nos digan que vendemos en pesos cubanos y que no hay dólares en los bancos para vendernos a nosotros. ¿Qué hacemos, nos llevamos pesos cubanos para nuestro país, que allí no sirven de nada?… si ni aquí sirven, esos son papeles de color con una devaluación que ni el papel sanitario», agregó molesto.

El problema que ahora tienen los que apostaron por la feria este año es que para poder llevarse de vueltas las ganancias de su inversión tendrán que comprar los dólares en el mercado informal, al tipo de cambio existente, que ronda los 100 pesos por cada dólar.

«Mira, antes vendíamos nuestros artículos en CUC, pero ahora ese mismo precio lo que hicimos fue convertirlo por detrás del telón en USD y luego sacar la cuenta de ese USD cuanto representa en el mercado informal, donde tenemos que luego comprar los dólares para poder llevárnoslo», nos comentó un mexicano que tiene una carpa llena de libros de colorear, lápices, gomas de borrar y cuanto material escolar se puede uno imaginar.

«Por ejemplo, si antes vendíamos un goma en 80 centavos de CUC, pues ahora la valoramos en 80 centavos de dólar, y esos 80 centavos en el mercado informal equivalen al 80 pesos cubanos… La culpa no es nuestra, que muchos nos la están achacando. Aquí es todo responsabilidad del Gobierno que nos dejó con este cubo de agua caliente en las manos, sin respuesta de ningún tipo», nos insistió en aclarar.

Ya la mayoría de los expositores han contactado con vendedores de divisas en el mercado informal para realizar estas transacciones, a través de los mismos cubanos que tienen contratados para ayudarlos con las ventas en sus carpas.

Algunos ya comenzaron a comprar los dólares, para que no se les acumulen grandes cantidades de pesos cubanos y luego sea más difícil comprar cantidades mayores de divisas. Otros apuestan por los euros o los dólares canadienses, según nos revelaron, porque la cosa es no quedarse ni con un peso cubano en sus bolsillos al momento de regresar a sus países.

Algunos libros de editoriales cubanas pueden encontrarse a partir de 20 pesos, menos de un dólar al cambio oficial, pero los de casas extranjeras sobrepasan los 1.000, según comprobamos en nuestra visita.

La directora de la Cámara Cubana del Libro y una de las principales organizadoras de la Feria, Daimarelys Moreno Roda, reconoció que existe una «afectación» en los precios, pero la justificó a la oferta de productos importados, sin querer ofrecer mayores detalles al respecto.

«Se reconoce que los expositores extranjeros tienen aumentos de precios (…) , pero el Estado cubano garantiza la posibilidad de que el público pueda acceder a todos los productos, tanto de libros como asociados, con precios módicos», comentó Moreno Roda en una entrevista ofrecida a la agencia de noticias EFE.