InicioActualidadTres días duró abierta la nueva "tienda privada" abierta en el mercado...

Tres días duró abierta la nueva «tienda privada» abierta en el mercado habanero de Carlos III y ya cerró luego de «una reunión de emergencia»

El local Fress de la Plaza de Carlos III, en La Habana, cerró luego de tres días de servicio debido a “problemas técnicos”, según un mensaje que colgaba en una de sus vidrieras.

A la pregunta de un cliente sobre el servicio, uno de los empleados explicó que estaba cerrado temporalmente debido a problemas técnicos, y que volvería a abrir, pero solo la parte de comidas.

Según la información que ha circulado al respecto, todos los alimentos que se encontraban en las vidrieras y anaqueles para la venta al público, habían desaparecido.

Un reporte de 14yMedio señala que dos empleados del citado centro comercial aseguraron que se realizó una reunión de emergencia debido a la oleada de críticas que comenzaron a aparecer en redes sociales, por lo que cuando vuelva a abrir solo podrán vender alimentos elaborados.

Otra trabajadora aseguró que «habían mandado a cerrar desde arriba, desde el Gobierno», por las críticas a la reventa de productos como la leche condensada, que se vendía a 250 pesos en el local a pocos metros del supermercado de la Plaza donde cuesta 35 pero las colas para acceder pueden tardar largas horas. Lo mismo el queso gouda a 4.000 pesos la rueda de tres kilogramos, que solo se encuentra en las tiendas en divisas.

La apertura de la tienda causó indignación entre clientes e internautas que se enteraron de los precios, llegando incluso a comparar los mismos con los de los revendedores en La Habana.

Apertura de Cafetería de servicio rápido Fress Carlos III, estrechando vínculos con las nuevas Formas de Gestión no Estatal.#VamosConTodo

Posted by Corporación Cimex.SA Oficial on Friday, April 22, 2022

El local de Fress, en la Plaza de Carlos III de La Habana, fue alquilado a un español, algo que no suele suceder en Cuba con este tipo de establecimientos. Hasta el momento, Fress brindaba sus servicios a través de compras online para entregar a domicilio, con pagos desde el extranjero.

«Si lo único que va a quedar aquí es la mesa caliente, esto no dura ni una semana, porque la comida era mala, mala», comentaba un joven este lunes al enterarse del súbito giro del negocio.

«Pero claro, si aquí la gente es perseguida por eso cuando lo hace en la puerta de su casa, o en su cafetería, en su paladar», le contestaba una mujer. «Yo no tengo nada en contra de los privados, pero el problema no es que sea particular, sino que era un descaro. ¿Por qué unos sí y otros no?».

Fuente14yMedio
Relacionados
- Advertisment -

Últimas entradas