InicioCuba Curiosa¿Hay probabilidades de ser atacado por un tiburón en una playa cubana?

¿Hay probabilidades de ser atacado por un tiburón en una playa cubana?

Cuando un grupo de bañistas fue atacado por un tiburón en el balneario de Guardalavaca, el 4 de noviembre de 2017, las alarmas se dispararon en Cuba ya que uno de los jóvenes de tan solo 22 años falleció producto a la mordida sufrida en un muslo.

Aproximadamente un año antes, al sur de la ciudad de Santiago de Cuba, otro tiburón atacó a un toro y volcó un bote de pescadores que lo habían estado cazando con arpones para matarlo. El ejemplar medía unos cinco metros, casi lo mismo de la pequeña embarcación.

Por lo general en Cuba se les teme a los tiburones, sobre todo por la imagen negativa que proyectan los medios de comunicación. Sin embargo, hay más posibilidad de morir ahogado o incluso en una moto acuática que en una playa por el ataque de un tiburón.

Las estadísticas demuestran que es más fácil ser alcanzado por un rayo en la playa que ser mordido por un tiburón, esta última es de 1 entre 252 millones, mientras que la probabilidad de recibir una descarga eléctrica es de 1 en 3.8 millones.

Aunque en los mares que rodean la mayor de las Antillas habitan unas 54 especies de tiburones, los ataques no provocados son muy raros. De hecho, en los últimos 60 años sólo se han producido cinco, y uno sólo fatal: el de noviembre de 2017 en Holguín.

Entre las especies tiburones que habitan los mares alrededor de Cuba, destacan por su peligrosidad el tiburón blanco, el tiburón toro, el tiburón tigre, el tiburón oceánico (conocido en Cuba como galano), el tiburón azul, el tiburón martillo, el tiburón arenero, el tiburón limón.

El blanco es poco abundante en las aguas cubanas, aunque en la Isla se han capturado ejemplares enormes como una hembra de 6.4 metros y 7 100 libras que se exhibió en el poblado habanero de Cojímar en 1945.

Por el contrario, tanto el tigre como el toro sí abundan en las aguas que rodean a Cuba. De ellos el segundo es el más peligroso para los bañistas por sus costumbres, su agresividad y por ser extremadamente territorial.

Como el toro frecuenta aguas poco profundas y, además, puede vivir en agua dulce y remontar esteros y ríos representa un peligro real. La inmensa mayoría de los ataques de tiburón en Cuba son atribuibles al tiburón toro, por más que el blanco sea el que goza de peor fama entre los no entendidos.

Relacionados
- Advertisment -

Últimas entradas