InicioActualidadLocutor cubano Frank Abel desde Miami: "Muchas veces no tenía ni para...

Locutor cubano Frank Abel desde Miami: «Muchas veces no tenía ni para comer decentemente»

En los últimos meses han sido varios los locutores y periodistas cubanos que han estado llegando a Estados Unidos. Uno de ellos ha sido Frank Abel Gómez, quien brindó una entrevista a CiberCuba en la que estuvo mencionado algunos de los motivos que lo llevaron a emigrar.

“Nadie abandona su tierra por gusto. La desatención por parte del ICRT y el poco valor que le conceden a las jóvenes figuras, incluso algunas que ya han hecho su camino en la radio y la televisión, son las causas fundamentales que me hicieron emigrar”.

“Estuve más de 20 años trabajando y nunca logré tener casa propia. Además, muchas veces no tenía ni para comer decentemente. Tener que pagar una renta y quedarme prácticamente sin salario; vivir de regalos de amigos y familiares para salir lo mejor vestido en pantalla.”

«Los que no me crean pueden indagar con mis compañeros de trabajo que muchas veces me ayudaron: dinero, comida y abrigo. Compañeros como Maurín Delgado, Lázaro Caballero, Raquel Mayedo, Yordanka Arioza y muchos otros, entre artistas y amigos.»

«A eso súmale la poca calidad de las transmisiones televisivas en sentido general; los programas musicales y de entretenimiento, que son lo mío, han descendido.»

“Julita yo nunca tuve libreta de abastecimiento en La Habana. Ni lo mínimo me daban al no tener una dirección propia ¿cómo no vivir al límite? Esta historia no es de tiempos de COVID ni es sólo mía, es la historia de muchos artistas que no pertenecemos a la “nueva” burguesía y menos somos los mimados por elección de los dirigentes del ICRT.”

“Yo me fui por la vía del “dichoso” pasaporte oficial, dichoso por las amenazas de lo que me harían si me quedaba con dicho documento. Al final llegué a Cancún y gracias al actor Erdwin Fernández, me alojé con amigos y en vuelo directo el día tres de enero me entregué en la frontera; ahí comenzó una nueva etapa, llena de esperanza, que ni los peores momentos en la detención me abandonó.”

Foto: Cibercuba

Los comienzos siempre son duros, pero estoy muy agradecido de estar en este país, que me permite ser yo, generar mi propio contenido de trabajo, poder hablar sin temor. Soy feliz tan solo con poder hacer mi programa.

FuenteCiberCuba