InicioActualidadGobierno cubano sancionará con penas de hasta cinco años de cárcel a...

Gobierno cubano sancionará con penas de hasta cinco años de cárcel a quienes compren o vendan divisas extranjeras

El nuevo Código Penal de Cuba, aprobado hace algunos días en sección extraordinaria de la Asamblea Nacional del Poder Popular (ANPP), continúa penalizando el mercado informal de divisas, ahora hasta con cinco años de cárcel.

Quienes sean hallados “culpables” de comprar o vender divisas extranjeras pudieran estar enfrentando privación de libertad por hasta cinco años de cárcel, pese a que es la única vía mediante la que poder acceder al dólar dentro de la Isla.

La nueva medida fue dada a conocer por el titular del ministerio de Economía y Planificación, quien está al corriente de la tasa de cambio informal que rige este mercado en la Isla.

Los cubanos se ven obligados a recurrir al mercado informal para conseguir divisas extranjeras con las que comprar productos básicos, electrodomésticos y comida en las controversiales tiendas en Moneda Libremente Convertible.

En el artículo 316 del apartado décimo sexto referido al “Tráfico ilegal de moneda nacional, divisas, metales y piedras preciosas” se señala que: se sanciona con privación de libertad de dos a cinco años o multa de quinientas a mil cuotas o ambas, a quien:

Exporte o importe moneda o valores públicos nacionales, con infracción de las disposiciones legales;

Exporte moneda extranjera o valores denominados en moneda extranjera, con infracción de las disposiciones legales;

Exporte oro, plata, platino u otros metales preciosos en lingotes, metales crudos o manufacturados o en cualquier otra forma, o piedras preciosas, infringiendo las disposiciones legales;

Obtenga fondos pagaderos en el extranjero alegando causas falsas o utilizando cualquier otro medio fraudulento, o los obtenga en exceso de las necesidades reales, o los aplique a fines distintos a los invocados;

Venda o, por cualquier medio ceda, trasmita o adquiera moneda, cheque, giro, cheque de viajero o cualquier otro efecto de crédito análogo denominado en moneda extranjera, infringiendo las disposiciones legales;

Haga pagos a cuenta de otra persona contra reembolso en el extranjero o realice cualquier otro servicio con análogo fin;

Haga operaciones de cambio en mercados negros de monedas nacionales o extranjeras o por canales distintos a los legalmente establecidos.