InicioActualidadManolín asegura que los tiroteos en las escuelas hacen de EE.UU. “un...

Manolín asegura que los tiroteos en las escuelas hacen de EE.UU. “un país asqueroso”

El cantante cubano Manuel González Hernández, mejor conocido como Manolín el Médico de la Salsa, arremetió contra Estados Unidos por los tiroteos en las escuelas y aseguró que hechos de ese tipo hacen asqueroso al país.

Con motivo de la brutal masacre ocurrida el martes pasado en la escuela primera Robb, de Texas, el músico compartió una publicación en Facebook en la que señalas que acciones de ese tipo empañan las cosas buenas de esa nación.

«No hay nada bueno en un país donde los niños mueren y mueren y mueren año tras año, de la manera más cruel en su lugar más sagrado, las escuelas. Cualquier otra cosa buena que tenga ese país, es mierda si tiene esa desgracia. Y mientras no se resuelva esa desgracia, es un país asqueroso. En este mundo suceden cosas horrorosas, pero esto que pasa en USA y que ya es costumbre, es la peor de todas», afirmó.

Manolín señaló que un niño ametrallado en su escuela es «la más cruel, inhumana e imperdonable de todas las muertes».

De igual manera, criticó que Estados Unidos tome medidas con cosas que pasan en otros países, mientras a lo interno sus leyes no le permitan castigar a una asociación de rifles «que vende armas a diestras y siniestra y es la causante de tantas masacres».

Con respecto a quienes lo criticaron por arremeter en contra de Estados Unidos tras haber regresado a la Isla, el cantante respondió que Cuba es una dictadura.

«En México te pueden secuestrar, en Cuba te pueden caer a palos y cárcel si dices Díaz-Canel sin…, en Venezuela te pueden matar en la calle, en Israel te puede matar un suicida palestino, en Brasil te pueden asaltar en plena calle, en casi toda América Latina es súper peligroso, el mundo entero es peligroso», detalló.

«Pero donde años tras años masacren, ametrallen a 15, 20, 30 niños en su lugar más sagrado, las escuelas. Ahí donde pase eso y ya sea costumbre, ese es el peor lugar del mundo, con diferencias, no importa cómo se llame ese país», concluyó.