InicioActualidadMasacre en Texas: acusan a la policía de actuar tarde durante el...

Masacre en Texas: acusan a la policía de actuar tarde durante el tiroteo de Uvalde en el que murieron 21 personas

Dos días después de la masacre en la Escuela Primaria Robb de Uvalde, Texas, en la que Salvador Ramos mató a tiros a 19 niños y dos maestras, comenzaron a surgir nuevos detalles que han puesto el foco de atención en la actuación de la policía.

Varias personas que presenciaron el desarrollo del incidente señalaron que testigos urgieron a la policía a entrar en la escuela, y uno incluso consideró hacerlo por su cuenta, frustrado por la falta de acción de los agentes.

En un intento de responder a las crecientes críticas, el agente Victor Escalon, portavoz del Departamento de Seguridad Pública de Texas (DPS, por sus siglas en inglés) de Texas, ofreció una rueda de prensa este jueves en la que defendió la forma de actuar de las fuerzas del orden.

Sin embargo, Escalon reconoció que el atacante tuvo vía libre para entrar en el edificio, corrigiendo relatos anteriores que decían que había sido confrontado por un agente.

Escalon aclaró que la información inicial de que el atacante disparó a un guardia antes de entrar en la escuela es incorrecta y precisó que agentes ingresaron en el centro cuatro minutos después que Ramos.

«No entraron inmediatamente por los disparos que estaban recibiendo», señaló.

De acuerdo a las autoridades, Ramos estuvo dentro de la escuela hasta una hora antes de ser abatido por la policía.

Gritos desesperados

Juan Carranza, que vio lo que estaba pasando desde fuera de su casa, ubicada frente a la escuela, le dijo a la agencia de noticias AP que afuera había mujeres gritándole a la policía «¡Entren allí! ¡Entren!».

Sin embargo, explicó el hombre de 24 años, la policía no ingresó.

Javier Cazares, cuya hija Jacklyn murió en el ataque, le dijo a la agencia que corrió hacia la escuela cuando se enteró de la situación, y que allí vio a la policía reunida afuera del edificio.

Entonces sugirió entrar junto con otras personas que estaban allí, dado que la policía «no estaba haciendo nada».

«Se pudo haber hecho más. No estaban preparados», afirmó.

«Lo más rápido que pudieron»

Las autoridades informaron que Ramos se encerró en un salón de clases al que los agentes tuvieron dificultad para acceder.

Escalon dijo que durante el tiempo que los agentes estuvieron en los aledaños de la escuela pidieron refuerzos y también estuvieron «evacuando estudiantes, profesores».

«Una hora después llegaron los equipos tácticos de la Patrulla Fronteriza de EE.UU., entraron, dispararon y mataron al sospechoso», añadió. «Inmediatamente… se convierte en una operación de rescate».

Entretanto, el jefe de la Patrulla Fronteriza de EE.UU., Raúl Ortiz, le dijo a CNN que decenas de agentes respondieron al tiroteo y «no dudaron» en actuar.

«Entraron a ese salón de clases y se encargaron de la situación lo más rápido que pudieron», dijo.

Para cuando las fuerzas de seguridad entraron en la clase donde estaba atrincherado Ramos y lo mataron, él ya había acabado con la vida de 19 niños de entre 8 y 10 años, y la de dos maestras.

Relacionados
- Advertisment -

Últimas entradas