InicioActualidadMadre cubana explota en Sagua de Tánamo: “No tengo ningún problema ideológico,...

Madre cubana explota en Sagua de Tánamo: “No tengo ningún problema ideológico, lo que tienen mis hijos es hambre”

Una nueva denuncia realizada por una madre cubana en la Isla ha estado circulando en las últimas horas en redes sociales. Se trata del reclamo realizado por Deysi Columbié Hernández, quien tiene tres hijos a los que lleva más de 24 horas sin poder prepararles alimentos por causa de los apagones.

A través de una directa por su perfil de Facebook, Hernández mostró la respuesta recibida en la sede del Gobierno local ante su exigencia de comida para sus tres hijos.

“Voy transmitiendo en vivo para ver la explicación que me van a dar aquí en el gobierno”, dijo la madre al comenzar la directa en la que mostró la respuesta dada por el funcionario de la oficina de Atención a la Población del gobierno municipal.

Al llegar a la oficina, Columbié contó que no había podido cocinar para sus hijos, que la leche normada para los niños no había llegado y que la bodega estaba cerrada por fumigaciónón.

“No tengo absolutamente nada que darles. Son tres y estaban llorando por hambre y una vecina me regaló un vaso de yogurt, que lo ligué con agua. Son niños que ayer terminaron de tomar sus medicamentos por una neumonía, que tuve que comprarlos por la calle a 900 pesos porque no hay”, le comentó la madre al funcionario que la atendió y a quien nombró como Derivet.

“Yo traje aquí tres cacharritas [envases plásticos], no tengo ningún tipo problema ideológico, ni absolutamente nada, pero yo estoy harta y desesperada. Traje tres cacharritas para que, del almuerzo de aquí, o el de la policía o de algún lugar me den para mis hijos”, exigió Columbié Hernández.

También le comentó que “estoy indignada, echando humo por hambre o por incomodidad no sé por cuál de las dos, porque la leche no ha llegado, la bodega cerrada por fumigación, a dónde voy para buscar almuerzo y comida para estos niños”.

Como respuesta, se escucha decir al citado funcionario que podía ir a La Palmera o al Rapidito que ahí estaban vendiendo almuerzo.

“¿Esa es la respuesta?, ¿que yo arranque con tres vejigos a buscar comida? ¿Dime qué hago? Así que en el gobierno no hay comida para ustedes, la bodega cerrada por fumigación, no hay antibióticos para tres niños que salieron de una neumonía, no hay comida, no hay placas (rayos x), esta situación pica y se extiende, no hay corriente”, le respondió Columbié al funcionario

También le comentó que ella no le estaba “llorando miseria a nadie, porque tengo dinero para comprar comida”.

“Aquí en Atención a la Población, con el  compañero Derivet, que no tiene culpa de la situación ni respuesta para resolver mi problema, que no es solo mi problema, es el de muchas personas. Como aclaré, no tengo ningún problema ideológico, lo que tienen mis hijos es hambre y no por falta de recursos para buscar comida, pero ya a mí no me importa nada”, argumenta, además, la molesta madre, quien tampoco encontró solución en el gobierno local.

 “Si formo un escándalo, soy una contrarrevolucionaria, si me quedo callada yo creo que infarto. Lo que no es justo para mí y para mis hijos es que no tengan comida, no es justo que yo con dinero no pueda salir a comprar nada en este pueblo, que a esta hora de la mañana parece que han arrastrado a un muerto”, dice, además.

Relacionados
- Advertisment -

Últimas entradas