InicioActualidad¡Que abuso! Padre cubano termina golpeado por la policía en La Habana...

¡Que abuso! Padre cubano termina golpeado por la policía en La Habana y con una multa por comprar seis panes en la calle (+VIDEO)

Un padre cubano acudió a las redes sociales a denunciar el abuso cometido contra él y su hijo por la policía en La Habana, ya que lo golpearon y multaron con 4 mil pesos por comprar seis panes en la calle.

El penoso incidente tuvo lugar el pasado 16 de noviembre, cuando los policías que iban en la patrilla 523 lo detuvieron a Jesús Pérez González y su hijo; le provocaron varias lesiones y pusieron multas de cuatro mil pesos a cada uno.

«¿Qué es lo que ustedes quieren, que yo sea uno más de los derechos humanos?», preguntó el hombre de 62 años, residente en la calle Morales, entre Primera y Segunda, Arroyo Naranjo.

Pérez González relacionó el éxodo migratorio de Cuba con el abuso de los policías y las personas vinculadas al gobierno, que se aprovechan de su posición para reprimir a los ciudadanos sin ningún tipo de impunidad, mostrando su inconformidad con lo ocurrido.

«Abusaron de mí en la estación de calle 10, Altahabana. Me dieron golpes, me tiraron contra el piso y me metieron cuatro mil pesos de multa por seis panes», denunció.

El cubano explicó que en la estación de policía el oficial Freddy, con número de placa 70759, le decomisó a su hijo 3,710 CUP que eran para comprar un pedazo de carne y celebrar el cumpleaños de su madre.

«Me dijo, en plena unidad, que no creía ni en el coño de su madre y que metió a su abuela presa; por tanto, qué le iba a importar el viejo de mierda este», relató Pérez González. «Aquí tienen a uno más. ¿Querían uno más que ponga Patria y Vida allá afuera? ¡Pues a partir de hoy voy a ponerlo!», exclamó.

Asimismo, lamentó que no tiene dinero para pagar la multa que le impusieron y pidió ayuda para pagarla, porque son una familia pobre, sin recursos. También descartó denunciar lo que le hicieron porque los ciudadanos no están protegidos por las leyes.

«Lo que hacen es reírse de uno, como lo hicieron en la estación de la policía»

Pérez González mostró el nivel de pobreza de su familia y el interior de su refrigerador, en el que solo había un paquete de picadillo y botellas de agua congeladas.

«Dejen de ser abusadores», finalizó.

Posted by Gisela Olivares on Thursday, November 17, 2022
Relacionados
- Advertisment -

Últimas entradas