InicioActualidadGobierno cubano niega culpa en la muerte de siete balseros cubanos tras...

Gobierno cubano niega culpa en la muerte de siete balseros cubanos tras colisión de una lancha rápida con las Tropas Guardafronteras

El Ministerio del Interior de Cuba publicó una investigación sobre la colisión de una lancha rápida con migrantes con una nave de la Guardia Costera de la isla en la que murieron siete personas y aseguró que no se trató de una embestida por parte de los uniformados.

Marinos comparecieron en un programa de la televisión local el martes por la noche al tiempo que peritos militares mostraron imágenes y animaciones del choque ocurrido en octubre en aguas territoriales cubanas.

El suceso acaparó la atención debido a que en las redes sociales se acusó a la Guardia Costera cubana de embestir al barco en el marco de una crisis migratoria récord de isleños que buscan llegar a Estados Unidos.

“A unos 150 metros de las costas de Bahía Honda, en una noche oscura de luna nueva y con marejadas de 0,5 a 1,5 metros de altura se produce el encuentro de los guardafronteras (guardacostas) con la lancha”, explicó el coronel Víctor Álvarez Valle, de la Dirección de Investigaciones Criminal del Ministerio del Interior.

“El lanchero, al verlos, prende los motores y de manera violenta gira delante de la embarcación”, agregó el militar cuyos comentarios fueron también publicados en el portal oficial Cubadebate.

La lancha llevaba a bordo 26 personas, entre ellas una niña que también murió. La nave tenía capacidad para media docena pero había sido modificada para que entraran más personas, indicaron los investigadores.

Acompañado de animaciones y fotos, tanto Álvarez como el teniente coronel Libán Rodríguez Hernández explicaron que al tratar de huir la lancha rozó uno de sus dos motores fuera de borda el fondo marino por lo que perdió el control y se interpuso al guardacostas que trataba de identificarla.

El informe publicado por las autoridades contó incluso con el testimonio de Luis Manuel Borges Álvarez, uno de los lancheros -el otro falleció-, residente en Estados Unidos, quien manejaba la nave y que se encuentra actualmente detenido.

Según Borges él perdió el control de la lancha al dañarse uno de los motores por lo que dio un giro a la izquierda y se cruzó con la nave guardafronteras en medio de la oscuridad.

Por su parte, Héctor Manuel Meizoso González, tío de la niña que murió en el accidente, insistió en una llamada telefónica con The Associated Press que las tropas de guardacostas habían embestido a la lancha rápida. Reconoció que no estaba en la embarcación pero aseguró que hablaba en nombre de su hermana, Diana, de la que dijo que estaba demasiado traumatizada por la muerte de su hija con quien viajaba en la embarcación accidentada.

Según la ley cubana, aunque salir del país no constituye un delito sí lo es el tráfico de personas e involucrar a menores en situaciones de riesgo.

De acuerdo con las autoridades fronterizas de Estados Unidos en el año fiscal 2021-2022 -entre octubre del año pasado y septiembre de éste- sus funcionarios tuvieron contacto con más de 220.000 cubanos en el límite con México. Mientras por mar la Guardia Costera de ese país interceptó a 6.182 migrantes en el mismo periodo.

Relacionados
- Advertisment -

Últimas entradas