InicioEntretenimiento“Los patrocinios, qué cosa!” Una parodia del conocido poema Los zapaticos de...

“Los patrocinios, qué cosa!” Una parodia del conocido poema Los zapaticos de rosa, de José Martí

Tras el anuncio realizado por Estados Unidos sobre comenzar a aceptar solicitudes de migrantes de Cuba, Nicaragua y Haití, que podrán beneficiarse de un programa humanitario que les permite ingresar al país con un permiso de estadía de dos años, en redes sociales han estado circulando numerosas publicaciones sobre los patrocinadores.

Todos los solicitantes deberán tener un patrocinador en EE.UU. que se comprometa a brindar apoyo financiero durante su estadía de dos años, lo cual ha motivado numerosos memes y hasta una parodia del poema Los zapaticos de rosa, de José Martí.

A continuación compartimos íntegramente el poema, el cual fue publicado en redes sociales por el internauta Alian Aramis AR

Los patrocinios, qué cosa!

Parol bueno y mar de espuma,
frontera fula, emigrar
se está volviendo legal
poderse ir para el yuma.

Vaya, una norma divina
– dice Biden y da acceso-
vaya cubano a por eso:
a buscar manera fina.

Yo fui con mi niña hermosa
– nos dijo la madre buena –
No manches wey no hay manera
se puso mala la cosa.

Fuimos las dos al confín
por la ruta del cartel
de madre patrá a volver
se ha formao hasta un motín.

Ella fue – esto no es juego-
con baro en balde, la neta,
virar patrá en avioneta,
los ojos le echaban fuego.

No quieren patrocinar,
nadie quiere verlas ir,
la madre se echa a reír,
y Pilar se echa a llorar.

El aire fresco despeina
a Pilar, que viene y va
muy empingada: -¡Di, mamá!
¿Qué hacemo ahora mi reina?

Y por si intentan de noche
por la orilla de la mar,
para la madre y Pilar
guardafrontera hay derroche.

Está la playa muy linda;
vigilada está la playa:
el DTI anda en maya
cual la francesa Florinda.

Está Alberto, el militar
y a cualquier embarcación
le pide carné el cabrón
si vas en bote a la mar.

¡Y qué pilla, Magdalena
con tanta teta y culazo
buscando un patrocinazo
manda fotos hasta encuera!

Pilar corre a su mamá:
-¡Mamá, hay que hallar la manera;
buscá una parienta buena;
de allá, tú sabes, de allá!.

-¡Esta niña caprichosa!
No hay nadie, ya no te antojes-
Ay mami no te me aflojes
y llama a tu hermana Rosa.

Se fue la pura a llamar
la hermana no respondió
y pasó el tiempo, y volvió
la idea de irse por mar.

Yo tengo una niña enferma
por irse del lado oscuro
y le ando buscando un puro
que la patrocine mi herma.

Anoche soñó, soñó
con el yuma, y oyó un canto,
era el gallo y se lo espanto,
y de nuevo se durmió.

Con su culito desnudo
dormir la estaba mirando
y yo pensando, pensando
¿Quién da por ella un menudo?

Le escribió al WhatsApp un yuma
Alcé los ojo y yo vi
esta niña frente a mí
diciéndole al man que asuma.

No sé bien, mi hermana hermosa,
lo que sucedió después;
Vi a mi hijita abrir los pies
y se calentó la cosa!

Abrió la madre los brazos,
se dio unos golpe en el pecho,
Yemayá dalo por hecho!
Métele al yuma un flechazo!

-¡Sí, Pilar, muéstralo! ¡y eso
también! ¡tus tetas! – guarrillo –
Y ella enseñó su fondillo,
le dejó ver y tiró un beso.

Y dice una mariposa
que oyó desde su rosal:
«La van a patrocinar»
y no es su tía Ana Rosa.

Alian Aramis AR

Relacionados
- Advertisment -

Últimas entradas