InicioInmigraciónFamilia de niño cubano muerto de un infarto cruzado la selva del...

Familia de niño cubano muerto de un infarto cruzado la selva del Darién está desaparecida

La cadena América TV comunicó este miércoles 10 de noviembre sobre la desaparición del núcleo familiar de Bryan Rommel Corrales Bravo, el adolescente cubano que murió de un infarto cuando cruzaba la peligrosa selva del Darién. Los 5 familiares que viajaban con él hasta su fallecimiento se hallan, presumiblemente, bajo la custodia de las bandas de traficantes de personas que frecuentan esta intrincada ruta migratoria.

María Caridad Semino, tía de Bryan (el que murió con 14 años de edad), aseguró que los coyotes que acechan a los migrantes en el Tapón del Darién han amenazado de muerte a los 5 cubanos para poder extorsionar a su familia en Estados Unidos.

La tía de Corrales Bravo contó al periodista Mario J. Pentón que actualmente están en estado de desaparición la hermana menor de Bryan (de 5 años), su padre, Raudnel Corrales, un hermano de este y sus padres. La madre de Bryan, Lysandra Bravo, murió recientemente cuando la embarcación en la que viajaba desde el poblado colombiano de Necoclí (departamento de Antioquia) hasta el archipiélago panameño de San Blas, naufragó.

Esta familia partió en una muy larga y extenuante travesía desde Chile, el país más al sur del continente, con destino en Estados Unidos.

La nave donde Lysandra viajaba junto a sus hijos y a su esposo cargaba con más de 30 tripulantes, por lo que volcó y muchos de los viajeros murieron ahogados.

El resto de la familia Corrales Bravo, que sobrevivió al naufragio, enterró el cuerpo de la joven de 30 años junto a los de 2 haitianas que fallecieron en la misma tragedia.

Bryan entonces falleció de un repentino infarto y su cadáver, en avanzado estado de descomposición, tuvo que ser enterrado en la misma selva, donde no pocos mueren debido a las inhóspitas condiciones climatológicas y geográficas, a los animales salvajes y a las peligrosas personas que se dedican a atacar a los migrantes.

El periódico colombiano El Tiempo informó que el cuerpo del niño aún no ha podido ser trasladado al casco urbano del municipio de Acandí (Chocó), justificado por la Defensoría y la Personería de la zona con que han habido fuertes lluvias, ríos crecidos y atosigantes características del terreno.

La Defensoría del Pueblo ha asegurado estar realizando diálogos y coordinaciones para que la familia de Bryan sea recibida y atendida una vez llegada a Panamá, por lo que se espera poder establecer contacto próximamente.

El Servicio Nacional de Migración de Panamá ha contabilizado que más de 10.700 cubanos han atravesado la selva del Darién en este 2021.

Relacionados
- Advertisment -

Últimas entradas