InicioCuba CuriosaEsta pequeña caseta a orillas del mar en el poblado costero de...

Esta pequeña caseta a orillas del mar en el poblado costero de Cojímar, en La Habana, esconde un misterio que aquí te revelamos

La historia de los primeros cables submarinos esta vinculadas al servicio telegráfico y datan del siglo XIX. Concretamente en 1852 se establecen las comunicaciones entre Reino Unido y Francia, por medio de un cable que surcaba el Canal de la Mancha. El apogeo de esta tecnología no demoró en llegar. Ya en solamente 5 años se estrenaba el primer cable transatlántico, que enlazó Nueva York con Londres. No obstante, duró solo 15 días, debido a la fragilidad del cableado que provocaba que se partiera especialmente en las zonas de anclaje a tierra, o durante las duras labores de instalación en medio de condiciones marinas complicadas.

Cómo llega el telégrafo a Cuba

Para 1856, la New York, Newfoundland & London Telegraph Company presenta al Capitán General de la isla un proyecto de cable transatlántico entre Estados Unidos, Cuba y España. Las negociaciones luego de varios intentos fallidos debido a cuestiones técnicas y administrativas se ven frustradas. Es hasta 1866 que los gobiernos de España y Estados Unidos conceden a la International Ocean Telegraph Company, la exclusividad para desplegar cables desde la Florida hacia Cuba, por un período de cuarenta años.

Restos del cable telegráfico en Cojímar

El 10 de septiembre de 1867, el primer cable comienza a prestar servicios telegráficos. Es en este instante cuando se hace posible la comunicación entre Cuba y España, a través de los Estados Unidos, Gran Bretaña y Francia.

En el año 1870 la International Ocean Telegraph Company da inicio a la conexión entre la Habana y Santiago de Cuba, a través de la provincia de Cienfuegos, Cuba Submarine Telegraph Company.

El primer cable telegráfico submarino fue Cayo Hueso-Habana 

El cable telegráfico submarino de Cayo Hueso-Habana sirvió de conexión para las comunicaciones internacionales entre América Latina, el Caribe, Estados Unidos y Europa.
Se comenta que el proceso de puesta en funcionamiento de este cable conllevo una ardua labor, en la que el cable no solamente se partió sino también la tripulación del buque tuvo que hacer frente a problemas meteorológicos en altamar que hicieron demorar el empalme de los cables. Además de que en tierra cubana se infectaron de fiebre amarilla, falleciendo algunos de ellos.

Caseta de donde partía el cable telegráfico en Cojímar

El 21 de agosto de 1867 se establece el primer contacto a través de este cable submarino, entre E.O. Gwynn, alcalde de Cayo Hueso y Joaquín del Manzano, Capitán General de Cuba. El precio de la comunicación con el mundo exterior tenía un valor estimado de $3,50 por cada 10 palabras. Con el transitar de los años estos cables fueron reemplazados por diferentes compañías. Para 1900 se lleva a cabo la primera llamada telefónica internacional a través de un cable submarino, entre Key West y La Habana.

Los océanos ocultan la más antigua red de redes

Muchos son los cables de diferentes tipos que yacen en los océanos y mares del planeta. Algunos quedaron en desuso y no se retiraron, otros más modernos posibilitan trasladar información a una velocidad antes inimaginable.

Se comenta que el 99 % de las telecomunicaciones digitales entre continentes transitan por la red submarina. Razón por la que cada vez más se aumentan. Convergiendo la mayoría en las cercanías del centro de poder financiero de Nueva York.

Relacionados
- Advertisment -

Últimas entradas