InicioActualidadEn medio de la escasez en Cuba, Lis Cuesta inaugura festival culinario...

En medio de la escasez en Cuba, Lis Cuesta inaugura festival culinario y ofrece jamón ibérico y cordero a sus invitados

En medio de una aguda crisis económica que afecta a innumerables hogares cubanos, privándolos del acceso a necesidades básicas como los alimentos, el gobierno de Cuba ha dado inicio a la controvertida quinta edición del Festival Gastronómico “Cuba Sabe”. Este evento, que ha sido objeto de críticas por su ostentación en un contexto de extrema necesidad, se llevó a cabo en el lujoso Hotel Iberostar Grand Packard en La Habana, con un enfoque especial en la influencia española en la cocina cubana.

La inauguración contó con la presencia de distinguidas personalidades, incluido el embajador de España en Cuba, Ángel Martín Peccis, quien resaltó el potencial de Cuba como un destacado destino culinario en el Caribe. A pesar de la relevancia del evento, Lis Cuesta, conocida por su papel como primera dama de Cuba y promotora de este tipo de festivales, no fue vista en las imágenes del evento.

El embajador español expresó su convicción en el evento “Cuba Sabe” como un futuro referente gastronómico en la región, destacando la importancia de integrar la identidad, cultura, turismo y gastronomía para posicionar a Cuba no solo como un destino de playas sino también como un epicentro de rica gastronomía.

El festival arrancó con intercambios culinarios entre chefs de Cuba y España, abordando temas como “El jamón Ibérico: colores, sabores y textura”, y se anunció un concurso centrado en el pan con lechón, un plato tradicional cubano.

Este evento se suma a otros esfuerzos realizados por Lis Cuesta y el Ministerio de Turismo para promover la gastronomía cubana, a pesar de la crisis económica que enfrenta la isla, marcada por la escasez y la inflación. Estos eventos buscan preservar la cocina tradicional cubana, aunque contrastan con la realidad que viven muchos cubanos, quienes enfrentan dificultades para acceder a alimentos básicos.

El lujo y la exclusividad del festival contrastan con la situación en las calles de Cuba, donde la población enfrenta una de las peores crisis alimentarias desde el Período Especial. La escasez ha llevado a muchas familias a reducir su ingesta a una sola comida al día y a enfrentar la normación de productos básicos como la carne de cerdo.

A pesar de la crisis, el gobierno cubano continúa enfocándose en proyectar una imagen de fortaleza gastronómica, lo que ha generado críticas y cuestionamientos sobre las prioridades y la desconexión del régimen con las necesidades reales de la población.

Relacionados

Últimas entradas