Joven cubana muestra lo poco que se puede comprar con salario mínimo en la Isla

Redacción

Una joven cubana aprovechó su perfil en redes sociales para explicar a sus seguidores qué se puede comprar hoy en día con el salario mínimo que cobran los trabajadores en la Isla. La ingeniera Raisa Zequeira, madre de dos niños y mujer emprendedora, compartió un video en Instagram en el que mostró los productos alimenticios comprados en el agromercado cubano y el precio de cada uno de ellos.

“Les muestro qué podemos comprar aquí en Cuba con un poco más de un salario mínimo. Por supuesto que estoy hablando de comida, porque lo que es ropa o zapatos es casi imposible. Díganme qué opinan de esto”, escribió Zequeira en su publicación.

Antes que nada, la ingeniera explicó que el salario mínimo en Cuba ronda los 2,100 pesos desde que entró en vigor el fracasado “ordenamiento económico y monetario” del gobierno de la llamada “continuidad” de Miguel Díaz-Canel. Desde enero de 2021 hasta la actualidad, la inflación se ha disparado en Cuba y los precios han aumentado sin control, mientras que los salarios apenas han experimentado aumentos insignificantes.

Tras aclarar el monto del salario mínimo, Zequeira enseñó su compra, consistente en una ristra de cebollas moradas (apenas unas diez cebollas) que le costó 1,000 pesos cubanos (CUP). Además, la joven compró cinco plátanos machos a 30 pesos cada uno (150 CUP), una ristra de ajos de aproximadamente una veintena de cabezas (1,500 CUP), y cuatro libras de tomates verdes, a 70 pesos la libra (280 CUP).

El costo total de la compra realizada por Zequeira ascendió a 2,930 pesos cubanos. “¿Les parece caro o barato? A mi entender está extremadamente caro, porque, con 2,900 pesos, ¿qué hemos podido comprar? Ajo, cebolla, cinco platanitos y un poco de tomate”, concluyó la joven.

Zequeira es la autora de otros videos como este en el que muestra los problemas cotidianos de los cubanos. A finales de mayo, compartió uno en el que explicó la modalidad de ‘trueque’ a la que acuden cada vez más personas para satisfacer sus necesidades básicas de alimentación, higiene y aseo personal.

En uno de sus videos anteriores, compartido a mediados de mayo, la ingeniera y youtuber mostró a sus seguidores cómo es un día en el Hospital Pediátrico Provincial de Artemisa, donde estuvo ingresado su hijo de cuatro años. Las imágenes dieron cuenta de la aguda crisis que atraviesa el Sistema de Salud Pública en Cuba. A la carencia de fármacos, la escasez de insumos médicos y la deteriorada infraestructura hospitalaria, se suman las condiciones insalubres del hospital, en las que también se detuvo la joven madre cubana.

En este contexto, la modalidad de trueque se ha convertido en una práctica común entre los cubanos para enfrentar la crisis económica. Zequeira explicó cómo el intercambio de productos y servicios ha sido una alternativa para muchas familias que no pueden acceder a los bienes básicos debido a la inflación y la escasez. Esta práctica, aunque no es nueva, ha resurgido con fuerza en los últimos tiempos, reflejando la necesidad de adaptarse a las circunstancias actuales.

Además de sus actividades en redes sociales, Zequeira también es conocida por su trabajo como ingeniera y su dedicación a su familia. Sus videos no solo informan, sino que también inspiran a otros a encontrar formas creativas y solidarias de enfrentar las dificultades diarias. La transparencia y honestidad con la que aborda los problemas cotidianos han ganado el respeto y la admiración de muchos de sus seguidores.

El salario mínimo en Cuba, que se ha mantenido prácticamente inalterado a pesar de la inflación galopante, es una de las principales preocupaciones de los trabajadores cubanos. La capacidad adquisitiva ha disminuido drásticamente, y los productos básicos se han vuelto inaccesibles para muchas familias. La situación es especialmente difícil para aquellos con responsabilidades familiares y para quienes intentan emprender en un entorno económico tan restrictivo.