Fallece Patrick Hidalgo, el cubanoamericano que asesoró y aconsejó a Obama para mejorar las relaciones con Cuba

El pasado lunes falleció en la ciudad de Miami, a los 41 años de edad, el cubanoamericano Patrick Delgado, reconocido por el papel protagónico que jugó como asesor y consejero del presidente Barack Obama para lograr el acercamiento y la normalización de las relaciones entre Estados Unidos y Cuba.

Hidalgo estudió en la Universidad de Georgetown y realizó estudios de posgrado en la Escuela Kennedy de Hardvard y la Escuela de Administración y Dirección de Empresas Sloan, además de trabajar en la Casa Blanca como subdirector del consejo empresarial.

Ya trabajando en la Casa Blanca, fue convocado por Obama tras proponerle una iniciativa llama ‘En Comunión’, en la cual se gestaban los pasos para lograr un dialogo entre los gobiernos de los Estados Unidos y Cuba. Esto derivó finalmente en un coalición de negocios, grandes lobbys políticos, empresariales y humanitarios que apostaron por lograr un cambio radical en la política que Washington a había mantenido hacia Cuba por décadas.

Patrick Higaldo era primo del alcalde de Miami, Francis Suárez, y sobrino del comisionado del Condado de Miami-Dade, Xavier Suárez.

Según sus familiares y amigos, el gran propósito de Patrick siempre fue que mejoraran las relaciones de EEUU con Cuba, abogando a favor de las minorías y los más necesitados.

Durante la campaña presidencial del 2008 de Barack Obama, se convirtió en su director de campaña en Florida para buscar el voto hispano y luego se incorporó como uno de los principales asesores de su presidencia. Su último trabajo fue subdirector del Consejo Empresarial de la Casa Blanca.

“Era mi primo, pero era mucho más que eso. Fue un ángel que me empujó a mi y a todo aquel que se encontró para ser la mejor versión de ellos mismos. Ahora él es nuestro ángel de la guardia. No olvidaremos las largas conversaciones, su risa o la pureza de corazón. Nunca habrá otro como él”, dijo hoy el alcalde Francis Suárez en su cuenta de Twitter.

Los que conocieron a Hidalgo dijeron que era una persona simpática, en ocasiones travieso y siempre llena de vida. Era un hombre fuerte, alto y tenía una sonrisa encantadora. Era muy dulce con su padre, y un “gran idealista” que quería cambiar el mundo, según dijo su familia.

A Hidalgo lo sobreviven su padre y sus hermanos. Sus funerales tendrán lugar el viernes a las 6 p.m. en la Funeraria Bernardo García, ubicada en el 12050 SW 117 Avenue. Una misa se celebrará el sábado al mediodía en Manresa Retreat House, localizada en el 12190 SW 56 Street. El entierro tendrá lugar poco después en el Cementerio Our Lady of Mercy, en el 11411 NW 25th Street, Doral.

Su hermano Manny Hidalgo le dijo el miércoles al Miami Herald que al parecer la muerte se debió a causas naturales.


Mantente actualizado en tiempo real a través de nuestro canal de Telegram:

CubaCute en Telegram


Este sitio web utiliza cookies para mejorar su experiencia. Asumiremos que estás de acuerdo con esto, pero puedes optar por no hacerlo si lo deseas. Aceptar Leer más