Trump y Biden enfrentados por Cuba en el camino hacia la presidencia de EEUU

Donald Trump y Joe Biden han comenzado a enfrentarse en su camino a las próximas elecciones presidenciales y Cuba se les ha cruzado. El primero defiende la actual política de presión y sanciones, mientras su opuesto demócrata dicen que son un fracaso y ha prometido que cuando llegue a la Casa Blanca volverá a imponer la misma política de Obama durante su presidencia.

Hace solo unos días, el aspirante demócrata escribió en su cuenta de Twitter que “los fracasos internacionales de Trump han abierto el camino para que Cuba se una al Consejo de Derechos Humanos de la ONU” y si esto llega a ocurrir, el actual presidente estadounidense estaría “traicionando a los presos políticos en Cuba” y minando aún más la diplomacia de los Estados Unidos.

En el tuit publicado, el viernes pasado, Biden también prometió que de llegar a la presidencia, defenderá los derechos humanos del pueblo cubano.

La campaña del presidente Trump no demoró en responder a Biden, asegurando que la política de este hacia Cuba “sería un desastre para los derechos humanos y beneficiaría al régimen venezolano”.

Los republicanos le recordaron a Biden que bajo su vicepresidencia, durante el gobierno del ex presidente Barack Obama, Cuba fue elegida tres veces como miembro del Consejo de Derechos Humanos en 2009, luego en 2013 y nuevamente en 2016.

Mercedes Schlapp, asesora de campaña de Trump, calificó de “escandaloso” que Biden quiera “volver a la política fallida” sobre Cuba que “lastimó al pueblo cubano y ayudó a apuntalar al dictador venezolano Nicolás Maduro”.

Muchos analistas políticos aseguran que si Biden persevera en el propósito de reanudar relaciones con Cuba tiene grandes probabilidades de perder la Florida en Noviembre, como la perdió Hillary Clinton.

No solo votarían en su contra los electores conservadores del norte y centro del estado, un voto cautivo de los republicanos, sino también una amplia mayoría de cubanoamericanos.

Sin embargo, otra parte cree que los problemas de apoyo a Trump son tales que Biben puede ganarle en las elecciones presidenciales renunciando al triunfo en la Florida. No puede descartarse esa posibilidad. Pero es remota. Un triunfo en la Florida suele ser una garantía para conquistar la Casa Blanca. Nadie se ha coronado presidente sin ganar ese estado desde 1992, cuando Bill Clinton lo logró a pesar de perderlo ante George H. W. Bush por menos de un punto porcentual.

Por ahora, solo queda esperar… las elecciones siempre terminan impresionando a todos los que creen que tienen la verdad en la mano y las próximas no serán la excepción.


Mantente actualizado en tiempo real a través de nuestro canal de Telegram:

CubaCute en Telegram


Este sitio web utiliza cookies para mejorar su experiencia. Asumiremos que estás de acuerdo con esto, pero puedes optar por no hacerlo si lo deseas. Aceptar Leer más