Hoy cumple 85 años de edad el actor cubano Mario Limonta, nuestro eterno Sargento Arencibia

Hoy la casualidad quiso que dos grandes actores cubanos, ambos llamados Mario, cumpliesen año. Aunque del que aquí hablaremos tiene algunos almanaques de más que su tocayo Mario Balmaseda.

Nos referimos al eterno sargento Arencibia, Mario Limonta, el gran amor de la vida de la mulatísima Aurora Basnuevo…

Nacido en Guantánamo, en el año 1936, su infancia estuvo rodeada de tabaco, pues vivía en Holguín, donde su padre trabajaba como tabaquero, y donde pasó también gran parte de su adolescencia.

Sin embargo, siempre le llamó la atención la radio, el primer medio que lo cautivó, y con solo 16 años se vinculó como declamador a una emisora de su provincia natal, aprovechando la gran voz que tenía y su envidiable dicción. Empezó en un programa que se llamaba 10 y 30, donde patrocinaba una de las tiendas de ropa más famosas del oriente del país, y en el que recibía como pago prendas de vestir, y no dinero en efectivo, por lo que siempre lucía elegante.

Casi una vida juntos llevan Mario Limonta y Aurora Basnuevo

Después se le metió la idea de convertirse en abogado, y en 1955, tras finalizar el bachillerato, viajó a La Habana para estudiar Derecho, pero solo terminó el primer año de la carrera. La Universidad fue cerrada por varios meses, por problemas con el gobierno de Fulgencio Batista, y decidió entonces trabajar en lo que vio desde que era niño: escogiendo tripas de tabaco en una tabaquería.

Sus mismo socios del trabajo fueron los que lo embullaron para que se presentara en el recordado programa de La Corte Suprema del Arte, donde logró alcanzar la categoría de ‘Estrella Naciente’. Allí también conoció a su eterna novia, una mulata que hacia voltear rostros: Aurora Basnuevo. Ambos comenzaron a trabajar en la CMQ, él desarrollando pequeños papeles, que no le alcanzaban para poder vivir solo de la actuación, por lo que siguió vinculado al mundo del tabaco.

La propia voz que tenía lo apartó del trabajo manual en la fábrica, para terminar convertido en lector de tabaquería.

Con el triunfo de la Revolución, pasa a trabajar en el Teatro Nacional de Cuba, donde logra su primer protagónico sobre las tablas. A la vez, en la televisión es dirigido por grandes directores como Adolfo de Luis, Julio Mata o Hugo Uribe. También llegó la radio, específicamente el Circuito Nacional Cubano, hoy Radio Rebelde, en espacios dramáticos.

Hoy cumple 85 años de edad el actor cubano Mario Limonta, nuestro eterno Sargento Arencibia
Limonta cumple años el mismo día que su tocayo Mario Balmaseda

Sin embargo, la fama se la dio la televisión, donde tu talento le valió para trabajar en teleteatros, comedias, aventuras y series. Su gran triunfo, que le hizo perder su nombre entre los cubanos, fue el recordado papel del Sargento Arencibia en el programa San Nicolás del Peladero.

Tampoco se olvidan sus actuaciones en el los espacios televisivos Grandes Novelas, Horizontes y las Aventuras. Tierra o Sangre, El León de Damasco, El Pampino, Los mambises y La retaguardia del enemigo, son solo parte de la más de veintena de aventuras de las que ha formado parte.

De la radio destaca personaje en el ya desaparecido Alegrías de sobremesa, que se transmitía por Radio Progreso, y en el que daba vida a la pareja de su esposa en la vida real, la mulatísima Esterbina.

El cine igualmente le abrió las puertas, y queda su rostro en la gran pantalla en filmes como El joven rebelde, La Decisión, De cierta manera, Miel para Ochún y Barrio Cuba.

Todo no han sido luces, pues también las sombras han formado parte de su vida. Y es que como el mismo Mario Limonta ha confesado, beber alcohol ha sido el error más grande de su vida y ese vicio lo llevó al borde de la muerte.

Para su suerte, el actor pudo arrancar de raíz su adicción y, según cuenta, fue gracias a una película del prestigioso director Tomás Gutiérrez Alea, en la que quería participar.

“Por suerte, desde el año 94’ suspendí por completo la bebida porque Titón iba a hacer una película que se llamaba Guantanamera y me citan para el casting. Habíamos terminado de hacer el filme De cierta manera, que protagonicé junto a Sara Gómez. La bebida me tenía liquidado, estaba flaco, al punto que le preguntaban a Aurora si estaba enfermo. Ese mismo día dejé de beber. 1994. La bebida casi termina con mi vida”, contó Limonta.

A grandes rasgos, esta es la carrera artística de Mario Limonta, quien con su trabajo se ganó el Premio de actuación Enrique Almirante y los Premios Nacionales del Humor y de Televisión.

 


Mantente actualizado en tiempo real a través de nuestros canales de Telegram:

Noticias minuto a minuto

CubaCute en Telegram

Chatea con otros cubanos y discute de todo cuanto se te ocurre sobre Cuba

Grupo CubaCute en Telegram


Este sitio web utiliza cookies para mejorar su experiencia. Asumiremos que estás de acuerdo con esto, pero puedes optar por no hacerlo si lo deseas. Aceptar Leer más