InicioCuba CuriosaEstas son las 10 razones por las que los cubanos emigramos de...

Estas son las 10 razones por las que los cubanos emigramos de forma definitiva

Actualmente la cantidad de cubanos que reside fuera de la Isla supera los dos millones. Las razones que los ha llevado a emprender un periplo migratorio son tan variadas como sus metas.

Si bien es cierto que en todas las personas que emigran se encuentra presente el deseo de progresar, en el caso de los cubanos existen una serie de factores que los impulsa a abandonar la tierra que los vio nacer y aventurarse a comenzar una nueva vida de cero en otro país.

A continuación, mencionamos algunas de las razones que hacen que los cubanos emigren:

1)      No vivir más al margen de la ley

Muchos cubanos deciden salir del país para no verse obligados a incurrir en delitos, o no vivir todo el tiempo en el justo borde de lo que se considera legal e incluso poniendo un pie más allá. ¿Quién no ha tenido que comprar alimentos por “izquierda”? ¿Cuántos pueden permitirse comerse un trozo de carne de res con su salario del mes?

2)      Los problemas de la vivienda

Los cubanos sueñan con tener una casa propia y no es que haya nada de malo en vivir con los suegros o padres (¿o sí?), pero lo cierto es que el que se casa, casa quiere, y el tema de la vivienda en Cuba no cree en refranes. En Cuba roza lo imposible el poder comprarse una casa con el sudor de una frente asalariada, por eso muchos prefieren emigrar y pasarse una vida entera pagando una casa si es necesario.

3)      Progresar laboralmente

Se emigra, en muchos casos, para disfrutar del placer de cumplir sueños profesionales y para disfrutar del proceso para conseguirlos. Se emigra para lograr que el trabajo te permita vivir mejor y no solo sobrevivir.

En Cuba si eres dueño de un negocio estas constantemente asfixiado por las trabas, los sobornos a los inspectores y las mil y una dificultad para hacer que funcione. Por el contrario, si trabajas para el Estado, vivirás en ese teatro social en el que no pocos “hacen como que trabajan” y luego a fin de mes “hacen como que cobran”.

4)      Para que ir de un lugar a otro no sea un problema

La vivienda, la comida y el transporte son tres de los problemas más grandes que tiene el cubano. El hacer que trasladarse a algún sitio sea solo un medio y no un dolor de cabeza es uno de los motivos que impulsan a emigrar.

5)      Pensar y opinar libremente.

Poder decir lo que le dé la reverenda gana a uno sin el temor que un vecino con la “oreja parada” luego vaya a elevar las “deslealtades” para intentar ganarse algún beneficio, es tan solo uno de los motivos para levantar el pie de la Isla.

6)      Labrar un mejor futuro para nuestros hijos

Con las miserias y necesidades que ya sufrimos nosotros basta, como para dejar que nuestros hijos tengan que pasar por lo mismo. Es doloroso ver como se ara en el mar al trabajar de sol a sol sin ver los frutos.

Construir una vida de bien, poder darles opciones y posibilidades a los hijos, hacer que estos crezcan sin la obligación de repetir consignas y con el temor al castigo por “no ser confiables”, son sin duda, otros de los elementos que más pesa a la hora de una salida definitiva del país.

7)      Contribuir a hacerle la vida más llevadera al que se queda

Todo el que emigra sabe que desde “afuera” podrá ayudar más a su familia. Al estar en otro país el cubano se convierte en el proveedor de ropa, zapatos, medicinas y un interminable etcétera para su familia.

Esto lejos de ser una carga es una especie de motor impulsor que da fuerzas hasta en los momentos más difíciles. Sentir que se cuenta con la posibilidad de podar ayudar a la familia que se está “comiendo un cable” en la Isla es tan solo una forma más de reafirmarse que salir del país fue la mejor decisión que se pudo haber tomado.

8)      La alimentación o poder, simplemente, comer mejor

Solamente hay que ver el esfuerzo y el tiempo que hay que dedicar en Cuba para llevar un plato de comida a la mesa. Podría parecer un tema sin mucha importancia, pero estar bien alimentado, disfrutar del placer de una buena cena pagada con el sudor del trabajo, es tan legítimo como cualquier otro motivo para querer vivir en una sociedad democrática y no en un país en el que comerse un trozo de carne de res o una cola de langosta es simplemente un lujo que la gran mayoría no se puede permitir con su salario.

9)      Viajar como cualquier ciudadano de un país libre

Conocer el mundo y viajar. Vivir siempre sin dinero para casi nada hace que muchos cubanos se sientan asfixiados y decidan marcharse a labrarse el camino en otras tierras.

10)   Porque la realidad ha demostrado que ‘la cosa’ siempre se puede poner peor

En asuntos migratorios la ocasión la pintan calva. Ya pasó con Ecuador, luego con la política de los pies secos pies mojados. Los cubanos saben que lo que hoy es una puerta abierta mañana puede estar cerrada, por lo que cuando se dan las oportunidades hay que saber aprovecharlas.

¿Y tú? ¿Por qué marchaste de Cuba?

Relacionados
- Advertisment -

Últimas entradas