InicioCuba Curiosa¿Sabes cuándo llegó la televisión a color a Cuba?

¿Sabes cuándo llegó la televisión a color a Cuba?

La televisión, uno de los inventos más influyentes y valiosos de la historia de la humanidad y uno de los medios de difusión masiva más abarcadores, se pudo disfrutar en Cuba con bastante novedad, pero no de forma plena y generalizada hasta mucho más tarde que el resto de los países del continente y del mundo.

La televisión en colores se comenzó a experimentar y analizar en México, pero Estados Unidos, aprovechando el auge industrial generado por la Segunda Guerra Mundial, tomó la delantera y transmitió la primera imagen a color.

Como la isla estaba anexada a la nación norteamericana, en Cuba también se comenzó a evaluar la posibilidad de divulgar equipos de televisión a color.

El mismo empresario de las comunicaciones que instaló y transmitió la primera señal de televisión en blanco y negro en el país, Gaspar Pumarejo, fue también el que transmitió la primera en colores.

Antes de que los hermanos Mestre fundaran el canal seis CMQ (que usaba equipos Dumont), Pumarejo fundó el canal cuatro Unión Radio a principio de la década del 50 (que usaba equipos RCA).

El canal cuatro difundió un jingle muy simple y elegante que anunciaba los cigarros Competidora Gaditana el día 14 de Octubre de 1950. Cuba contaba con 7 años de televisión en blanco y negro cuando el resto de los países latinoamericanos comenzaron a incursionar en el asunto en 1957.

Pumarejo le ganó nuevamente a Abel y Goar Mestre cuando emitió la primera señal de televisión a color en Cuba en 1957. El canal doce “Telecolor” transmitía veinte horas al día desde las 6:00 a.m. a las 2:00 a.m.

La tecnología obligaba a filmar las películas, revelarlas y pasarlas después al aire en kinetoscopios. Solo contaban con una antena en La Habana que transmitía con 220 Kilowatts, señal que llegaba hasta Pinar del Río y hasta Matanzas. Se instaló luego un sistema de antenas que transmitían en una sola dirección para, al fin, cubrir toda la isla.

Los hermanos Mestre lanzaron su señal televisiva en colores en el canal 7, llamada CMBF. El canal 2 lo inauguró Amadeo Barletta, transmitiendo desde la sede de Ambar Motors.

Una empresa híbrida vinculada a los hermanos Mestre ocupó el canal diez de la televisión.

En 1958, en toda Cuba se estaban transmitiendo el Canal 2, el 4, el 6 (CMQ) y el 10, todos en blanco y negro, y el Canal 7 (CMBF) y el 12 «Telecolor», ambos a color.

Con la nacionalización promovida por Fidel Castro en 1959 a todas las emisoras y cadenas de televisión, se convirtieron en un solo canal televisivo bajo el nombre de Radio y Televisión Rebelde, quitando la libre empresa y creando el monopolio del ICRT. En esos primeros años de transmisión propagandística, se enseñaron los primeros juicios a cubanos con condena de fusilamiento. Los respectivos dueños de la televisión cubana quedaron, entonces, expropiados de sus prósperos negocios y, por tanto, la industria televisiva fue perdiendo independencia y calidad.

Relacionados
- Advertisment -

Últimas entradas