Home Entretenimiento Luis Silva se pone creativo y prepara coquitos cubanos en la cuarentena

Luis Silva se pone creativo y prepara coquitos cubanos en la cuarentena

El popular actor Luis Silva, quien le da vida al personaje de Pánfilo en el humoristico Vivir del Cuente, quiso compartir hoy con sus miles de seguidores en las redes sociales sus dotes como cocinero, pues cuando se le antojó comer unos ricos coquitos cubanos puso manos a la obra hasta lograrlos.

Su amigo Mario Sardiñas, quien comparte escena con él encarnando el papel de Chequera, le hizo llegar los cocos del patio de la finca donde vive… así que no quedaba otra que sacar martillo e ingenio para lograr este tradicional postre que tanto recuerda la gastronomia cubana.

Un trabajo completamente manual, y bastante agotador por cierto, como el propio Silva reconoce, pues tuvo que pelarlos para sacarles la masa y luego rallarlos con un «guayo», que terminó rompiendo para colmo, pues la dichosa maquina de moler jamás apareció a la hora buena.

«Lo que tocó fue COQUITOS. Llevaba días antojado de eso», escribió el humorista junto al video, grabado desde la cuarentena que vive junto a su familia en su casa en La Habana.

Han sido cientos las reacciones de sus seguidores, quienes ya han reproducido el pequeño clip más de 25 mil veces, en menos de doce horas de publicado.

Incluso, se atrevió a darle un consejo culinario a una de sus seguidoras, la que le preguntó como lograba sacar la masa del coco entera, luego que los partía.

«Las mitades de coco que ves ahí, las pongo en la candela unos minutos, para que la masa de despegue con más facilidad», respondió el actor.

También hubo que le preguntó, como ese doble sentido que siempre tenemos los cubanos, que «cómo que antojado», a lo que Silva, ni corto ni perezoso, respondió: «Sí. Los antojos no son solo para las embarazadas. ¿Qué pasa?»

¿Su receta? pues aquí te la compartimos, pues también la dejó en uno de sus comentarios.

«La misma cantidad de coco y de azúcar, en este caso usé la prieta. Un poco de agua, y a la candela. A revolver, y a esperar a que gasten el agua y se empiecen a amelcochar. Hay quién le echa un poco de miel. Hay quien le echa leche».