Gobierno cubano cita al jefe de la misión diplomática de Estados Unidos en La Habana para protestar por su apoyo a los opositores en la Isla

Cuba convocó este sábado al jefe de la misión diplomática de EE.UU. en La Habana, Timothy Zúñiga-Brown, para protestar por su apoyo a miembros del grupo opositor Movimiento San Isidro, varios de ellos en huelga de hambre para reclamar la libertad de un activista y el fin de la censura.

‘En la tarde noche del sábado 28 de noviembre, el Director General a cargo de Estados Unidos del Ministerio de Relaciones Exteriores, Carlos Fernández de Cossío, convocó al Encargado de Negocios de EE.UU, Timothy Zúñiga-Brown’, informó la Cancillería en una nota publicada en su web oficial.

De acuerdo al texto, el haber acudido personalmente a la vivienda de la histórica barriada habanera de San Isidro, ‘donde se desarrollaba un evento de provocación política y social’, y llevar en su coche a varios de los activistas, son ‘graves violaciones’ de las funciones de Zúñiga-Brown como ‘diplomático y jefe de misión’.

Esta es ‘una intromisión flagrante y desafiante en los asuntos políticos internos de Cuba y violaciones incontestables de la Convención de Viena sobre Relaciones Diplomáticas’, subraya el comunicado.

‘Cuba no permite a Estados Unidos, ni a Estado alguno la injerencia en los asuntos internos del país’, insistió Fernández de Cossío, quien pidió al Encargado de Negocios estadounidense que trasladara la comunicación a Washington.

El directivo de la Cancillería cubana acusó una vez más al Gobierno de EE.UU. de financiar, orientar e incitar a grupos opositores en la isla para que ‘desafíen la autoridad del gobierno, tanto por vías pacíficas como por vías violentas’.

Unos catorce activistas vinculados al opositor Movimiento San Isidro se aislaron voluntariamente -cinco en huelga de hambre- en una vivienda en la Habana Vieja para pedir la excarcelación del rapero aficionado Denis Solís, condenado a 8 meses de cárcel por ‘desacato’, entre otras reivindicaciones.

Los huelguistas fueron desalojados por la policía en la noche del jueves, en una operación que coincidió con un apagón temporal de Facebook, Instagram y Youtube en la red móvil cubana y suscitó una oleada de críticas al gobierno cubano, que se escudó en el ‘protocolo covid’ para justificar la salida por la fuerza de los acuartelados.

Estos sucesos prendieron la mecha de una inédita protesta de más de 300 artistas e intelectuales frente al Ministerio de Cultura de Cuba, en la capital, que culminó en la madrugada de este sábado con la promesa de las autoridades de abrir un canal de diálogo e ‘interesarse’ por la situación de los huelguistas.

La Habana considera ‘mercenarios’ a los activistas del Movimiento san Isidro y los relaciona directamente con el Departamento de Estado de EE.UU.

‘Cuba soberana no acepta injerencias. Algunos se empeñan en protagonizar shows mediáticos contra la Revolución, envenenando y mintiendo en las redes. El pueblo revolucionario cubano dará el combate’, escribió este sábado el presidente cubano Miguel Díaz-Canel en su cuenta de Twitter.


Mantente actualizado en tiempo real a través de nuestros canales de Telegram:

Noticias minuto a minuto

CubaCute en Telegram

Chatea con otros cubanos y discute de todo cuanto se te ocurre sobre Cuba

Grupo CubaCute en Telegram


Este sitio web utiliza cookies para mejorar su experiencia. Asumiremos que estás de acuerdo con esto, pero puedes optar por no hacerlo si lo deseas. Aceptar Leer más